Rojas, B.A. - Mie. 08.Julio.20 | 10:38
Policiales
 14-05-20 | 15:04 hs.        583
Vísceras sueltas y un cuerpo sin cabeza ni órganos sexuales en el Río Luján: los detalles del crimen del escribano
Ricardo Baladía fue sorprendido por la Policía Bonaerense mientras intentaba deshacerse del cuerpo de un supuesto delincuente que había entrado a su oficina en Morón.
Vísceras sueltas y un cuerpo sin cabeza ni órganos sexuales en el Río Luján: los detalles del crimen del escribano

En la noche del miércoles, un hombre fue sorprendido por la Policía mientras descartaba un cuerpo descuartizado en la orilla del río Luján, a pocos metros de la mítica basílica.

El asesino es Ricardo Baladía, de 56 años, calvo, de baja estatura, que tenía sangre en sus manos cuando un policía de la Comisaría 1° de Luján lo sorprendió a metros de su viejo BMW, a la vera del río del mismo nombre en el cruce de Mitre y Padre Salvaire, no muy lejos de la célebre catedral, en una zona de parrillas y lugares familiares de esparcimiento.

El torso mutilado flotaba en el agua sobre la orilla. El resto estaba en partes. Había manchas de sangre en el suelo, partes de masa encefálica y una valija con los restos descuartizados de un ser humano del que se desconoce su género. No había una cabeza para identificarlo, ni siquiera órganos sexuales: se cree que esos restos hoy flotan en el río, o se hunden.

El BMW fue inspeccionado por Policía Científica. Había al menos una pierna en el baúl, un DNI de un hombre que podría ser la víctima, otros restos de vísceras, fracciones. Baladía, nervioso, comenzó a hablar. Dijo ser escribano, con un estudio en Morón sobre la calle Almirante Brown, contó cómo un ladrón entró a robarle, primero dijo que era un hombre, luego una mujer, así que mató a tiros a su asaltante y desmembró el cuerpo.

Así, manejó al menos una hora, poco más de 50 kilómetros con el baúl cargado con un muerto.

Policía Científica acordonó la escena, reunió los restos en una camilla. Horas después, la UFI N°10 de la jurisdicción, interinamente a cargo de la fiscal Mariana Suárez, ordenaba allanar la escribanía: los policías encontraron vainas que podrían ser de las balas usadas para matar y una hidrolavadora que se habría usado para borrar manchas de sangre en paredes y piso. Para la fiscal Suárez, la escribanía es la escena del hecho.

Hoy, los fragmentos humanos encontrados en la vera del río están en la morgue judicial de Chivilcoy, donde se practican las autopsias de la jurisdicción. Un equipo de buzos rastrea el agua para encontrar el resto.

Mientras tanto, alguien en la casa familiar de los Baladía en Castelar atiende el teléfono. Es Norberto, el padre del acusado, 87 años de edad.

En tanto, el padre de Baladía habló del crimen por el que acusan a su hijo en diálogo con Infobae. “No pude hablar con mi hijo, voy a ir atando cabos para componer la situación. Es una sorpresa espantosa. He pasado muchos golpes en la vida. Sé que él tenía armas y que era legítimo usuario. También sé que le robaron en el estudio de Morón. Ocurrió hace no mucho, a principios de año, una persona entró. Hizo un destrozo y robó muchos objetos y dinero, tomó intervención la policía”.

Ricardo Baladía aguarda en un calabozo de la 1° de Luján para ser indagado mañana. Su estado psicológico se desconoce, todavía no fue evaluado. No tiene antecedentes penales, al menos en la provincia de Buenos Aires, según fuentes de los organismos de seguridad.




 

‹‹ volver atrás

 

Escuchá las mejores FM en vivo!
click en el logo para abrir reproductor
Rojas Informa © 2014/2020 es un producto de Agencia Medios
Oficina: Presidente Perón 376
Rojas - Buenos Aires - Argentina - email: diario@rojasinforma.com.ar

v2
powered by SySNoticias - artcondesign™ argentina