Rojas, B.A. - Mar. 11.Dic.18 | 19:36
 05-12-2018 | 23:58 hs.        36
La batalla por la vaca más grande del mundo
Esta curiosa batalla por el novillo más grande aún no ha terminado y seguro que muchos granjeros en diferentes lugares del mundo ya están midiendo a sus mejores ejemplares para hacerse con el simbólico honor de tener la vaca más grande del planeta
La batalla por la vaca más grande del mundo

Es de sobra conocido que los gatitos son los indiscutibles reyes de la red. Sus vídeos y fotos inundan las conversaciones de Whatsapp, las charlas en Twitter o en Facebook. Tras ellos, y en un respetable segundo lugar, llegan los cachorritos de todo tipo, preferentemente de perritos. Pero lo que ha supuesto toda una sorpresa esta semana ha sido ver a una vaca australiana convertida en la gran protagonista de internet… o más bien un novillo, cuyo enorme tamaño le ha librado de ser sacrificado por el simple motivo de que no cabe en el matadero.

Su nombre es Knickers y es un novillo de vaca frisona que con siete años ha alcanzado casi los dos metros de altura (1,94 m), superando además los 1400 kilos de peso. Hay que señalar que las fotografías y vídeos publicados son algo engañosos porque nos muestran a Knickers, con las típicas manchas blancas y negras de las vacas holstein, rodeado de otros novillos más jóvenes y que además pertenecen a la célebre raza japonesa waygu, mucho más pequeña en comparación con las frisonas. No obstante, y a pesar de este truco visual, el novillo Knickers sigue siendo muy grande incluso para los de su clase.

La historia de este novillo australiano, librándose en el último momento del matadero ha llegado a los medios, se ha convertido en viral y también ha desatado una curiosa competición entre ganaderos de todo el mundo por ver quién tiene el ejemplar más grande.

Los primeros en reaccionar han sido los italianos que apuntan hacia un ejemplar, también de la raza holstein, llamado Bellino que mide 2.02 metros y que también supera los 1400 kilos. Este novillo italiano está inscrito (por ahora) en el Libro Guinness de los Records como el ejemplar de mayor tamaño que aún sigue con vida.

Tan solo unos días después de la noticia de Knickers y Bellino, los canadienses se apuntan a esta improvisada competición y su candidato se llama Dozer. Su dueño, Karl Schoenrock es dueño del refugio de animales Kismet Creek Farm en Canadá y cuando escuchó las noticias de Knickers se dirigió rápidamente hacia su enorme buey para comprobar cuánto medía. Según el granjero canadiense, Dozer mide dos centímetros más que el novillo australiano.

Esta curiosa batalla por el novillo más grande aún no ha terminado y seguro que muchos granjeros en diferentes lugares del mundo ya están midiendo a sus mejores ejemplares para hacerse con el simbólico honor de tener la vaca más grande del planeta… al menos, hemos descansado unos días de gatitos.






 

‹‹ volver atrás