Rojas, B.A. - Dom. 21.Oct.18 | 05:11
 21-09-2018 | 08:23 hs.        132
Economía errática
La peor crisis en 12 años: 7,5 millones de argentinos con problemas de empleo
La suba de la desocupación asciende al 9,6% de la población económicamente activa, un salto que no se vio en doce años, desde 2006
La peor crisis en 12 años: 7,5 millones de argentinos con problemas de empleo

La caída del consumo y de la actividad económica, los más de 13 millones de pobres que viven a la intemperie, despojados de todo, se explican por otro dato negativo: el aumento del desempleo, que en el segundo trimestre del año afectaba a casi dos millones de argentinos. En porcentajes, la suba de la desocupación asciende al 9,6% de la población económicamente activa, un salto que no se vio en doce años, desde 2006. 

El panorama se agrava al contemplar la cantidad de desocupados, subocupados, ocupantes demandantes (quienes tienen que salir a buscar otro empleo porque no sobreviven con el tienen) y entonces, los argentinos con poblemas de empleo trepan a 7,5 millones.


Un flagelo que castiga a más de 2,5 millones de bonaerenses

Los datos del Indec marcan que, con el 12,4%, quienes viven en los partidos del Gran Buenos Aires encabezan el ránking con la tasa de desempleo más alta: la desocupación afecta a unos 750.000 habitantes, mientras que el total de bonaerenses con problemas de empleo supera los 2,5 millones.

La Plata tampoco es ajena a esta realidad. Aquí también el desempleo muestra sus garras con fiereza: en el segundo trimestre de 2018 la desocupación se ubicó en el 9,5%, contra el 7,8% del primer trimestre. Se trata de unos 33.400 platenses que no tienen trabajo, mientras que si a ellos se agregan los subocupados y ocupados demandantes, los vecinos con problemas de empleo son unos 119.288. 

La destrucción del empleo, su precarización y la necesidad de los argentinos de salir en busca de más ingresos porque la inflación y la devaluación se devoran los que tienen, dan cuenta de un panorama desolador que, según los analistas, todavía no mostró su peor cara. El tercer trimestre, dicen, mostrará indicadores más negativos que el segundo. 

Pero los efectos de la última devaluación, el salto inflacionario y el encarecimiento del financiamiento que destruye PyMes los cosechará, sobre todo, el último trimestre. Entonces se verá la peor foto,  de “la tormenta”, a la que el presidente Mauricio Macri culpó por la crisis, porque antes de ella, dijo, su gestión logró “bajar la pobreza y crear cientos de miles de puestos de trabajo”.  Algo que ni los números del Indec se atreven a decir.





 

‹‹ volver atrás