Rojas, B.A. - Mar. 21.Agosto.18 | 01:13
 02-08-2018 | 08:48 hs.        280
Neuquén
Una abuela se resistió a un robo a patadas y bastonazos
Un hombre intentó arrebatarle la cartera, pero la jubilada de 85 años se defendió a los bastonazos. El delincuente que logró su cometido, huyó con varios golpes de la anciana
Una abuela se resistió a un robo a patadas y bastonazos
Un hombre intentó arrebatarle la cartera, pero la jubilada de 85 años se defendió primero con sus piernas y luego con el bastón, en pleno centro de la ciudad de Neuquén. El delincuente que logró su cometido, huyó con varios golpes de la anciana “Jamás en mis 85 años me había pasado algo así”, confió María Laura a medios locales luego de haber sido asaltada por un hombre en pleno centro neuquino. La abuela sostuvo que no tuvo miedo y que incluso alcanzó a golpearlo. La abuela relató que se dirigía a pagar unas recetas cuando un hombre la interceptó en plena calle. “Se me acercó y me dijo: ‘¿Cómo le va señora? Tantos años’. Lo quedé mirando fijo y le dije: ‘Usted está equivocado conmigo, yo no lo conozco”, relató María Laura y agregó que el hombre le dijo que era gasista y que intentó entablar una conversación con ella. “Me preguntó por qué me costaba tanto caminar y me dijo que tenía una prima que vendía una pomada buenísima. Ahí me dijo: ‘Deme la plata y yo se la compro’. Fue en ese momento en que me di cuenta y me cambié de lugar la cartera”, explicó la abuela. En ese momento, el ladrón aprovechó la vulnerabilidad de la mujer y le abrió la cartera. “Me tiró al suelo y le encajé una patada. Traté de poder sentarme para pegarle de nuevo con el bastón pero él se levantó más rápido”, recordó María Laura. Si bien varias personas que caminaban por el lugar se acercaron a ayudarla, el delincuente consiguió escapar en su bicicleta y en el camino se le cayó el monedero. “Llegó a sacarme dinero, pero pude recuperar las tarjetas y otra parte de efectivo que tenía”, agregó la mujer. “Después del robo no reaccionaba. Estaba parada y todo pero no me acuerdo de lo que pasaba”, explicó María Laura y confió: “No tuve miedo en ningún momento. Me ayudaron todos y llamaron a una de mis nietas para que me fuera a buscar”, finalizó.




 

‹‹ volver atrás