Rojas, B.A. - Mar. 16.Oct.18 | 04:55
 30-07-2018 | 09:12 hs.        167
Economía errática
Más ajuste: Macri reduce las asignaciones familiares
El plan de ajuste que el Presidente acordó con el FMI sigue tomando forma y esta vez lo hace con un brutal recorte a las asignaciones familiares, oficializado ayer en el Boletín Oficial
Más ajuste: Macri reduce las asignaciones familiares
El plan de ajuste que el Presidente acordó con el FMI sigue tomando forma y esta vez lo hace con un brutal recorte a las asignaciones familiares, oficializado ayer en el Boletín Oficial. El nuevo decreto, el 702/2018, apunta especialmente a las familias del interior del país al eliminar el régimen diferencial por zonas. A partir de septiembre, las asignaciones se reducirán hasta un 75% en Tierra del Fuego, Santa Cruz, La Pampa, Río Negro, Neuquén y varios municipios de Buenos Aires, Formosa, Mendoza, Catamarca y Salta. Por ejemplo, para los salarios más bajos la asignación por hijo es de $ 1.578 pero alcanzaba los $ 3.407 en determinadas provincias. Al unificarse en $ 1.578, el monto se reduce en un 54%. Para ingresos más altos, el salario por hijo es de $ 640 pero el valor diferencial podía alcanzar los $ 2.532. La diferencia, de $ 1.892, representará un 75% menos. En el mismo sentido, la medida afecta a los trabajadores más vulnerables, al elevar el piso para acceder el beneficio de $200 a $2.816. Quienes tengan ingresos en blanco por debajo de ese monto directamente ya no cobrarán la asignación. También elimina del beneficio a miles de empleados en relación de dependencia, al bajar el techo de ingresos para recibir la asignación: el ingreso familiar máximo será hasta $83.917. Esta igualación hacia abajo afectará a más de 250.000 chicos, violando la Ley de Movilidad 27.160, que en su artículo 1º establece que “en ningún caso la aplicación de dicho índice podrá producir una disminución del valor de la asignación”. Pero además de tratarse de una grave afrenta a la ley, esta es la demostración cabal de la falta de ideas para proteger a los sectores bajos y medios, impidiéndoles el ascenso social y el progreso que luego redundaría en beneficios para el mercado interno. La quita o reducción de derechos en los distintos eslabones de la cadena social no hacen más que achicar el consumo. La receta de Cambiemos, como ya se ha advertido desde estas páginas, es tan sencilla como perversa: se apuesta a bajar la inflación mediante la recesión, enfriando más la economía, en el sentido más brutal del capitalismo. A costa del sufrimiento de todos, cercenando cada vez más posibilidades. Puede que por este rumbo, en efecto, no quede más inflación. Puede que, de no desandar esta marcha hacia el abismo, tampoco quede nada: apenas una Argentina yerma, silenciosa y fría como el gélido corazón del Presidente. La guadaña también avanza sobre los jubilados La reforma previsional que modificó el cálculo de actualización de los haberes jubilatorios. El congelamiento en la devolución del IVA y ahora, otra amenaza recae sobre los adultos mayores.




 

‹‹ volver atrás