Rojas, B.A. - Lun. 20.Agosto.18 | 13:37
 19-07-2018 | 09:19 hs.        68
Aportantes truchos: la Gobernadora tuvo que echar a su mano derecha
Vidal anunció que le pidió la renuncia a Fernanda Inza, su amiga personal, secretaria de Legal y Técnica y a la que hace menos de una semana decidió blindar con el cargo de Contadora General
Aportantes truchos: la Gobernadora tuvo que echar a su mano derecha

En el país de las maravillas de Cambiemos, ayer al Gobernadora anunció un aumento en los planes sociales y “beneficios” para comedores, reconociendo de alguna manera que la devaluación y su consecuente crisis golpean de lleno en aquellos que dependen de un comedor para alimentarse.

Fue en ese marco que también hizo lugar al escándalo por el caso de los aportantes falsos a la campaña de Cambiemos en la Provincia y que la tiene en el ojo de la tormenta. Anunció que le pidió la renuncia a Fernanda Inza, su amiga personal, secretaria de Legal y Técnica y a la que hace menos de una semana decidió blindar con el cargo de Contadora General. Entonces, ya había estallado la polémica por la campaña “trucha”, entonces se sabía que Inza había sido la tesorera de la campaña, entonces Inza ya estaba denunciada por la supuesta utilización de nombres de personas de bajos recursos para truchar aportes, para presuntamente lavar dinero.

Entonces, la Gobernadora -presidenta del PRO bonaerense- guardó silencio durante varios días, desdeñó la investigación por “kirchnerista”, pese a que entre quienes la acusan se encuentra Margarita Stolbizer, la dirigente política que más denunció a Cristina Kirchner y sus funcionarios. Su imagen cayó. Y, sobre ella, la sospechosa tierra de la corrupción empezó a cubrirla. La realidad li pidió que dijera algo: “Acá estoy, para dar la cara”, dijo por fin ayer. Luego, defendió a la mujer a la que hasta ayer bendijo con varios cargos: “Confío en ella y no tengo ningún elemento que demuestre su culpabilidad en este caso pero haberle pedido la renuncia responde a demostrar que no somos todos lo mismo”.

Por último, reconoció que “la ley actual” de financiamiento de partidos políticos “tiene lagunas”, por lo que trabaja en un nuevo proyecto. La advertencia, tardía, llega luego de dos elecciones en las que las presentaciones de gastos de campaña de Cambiemos estuvieron flojas de papeles. No por voluntad política, sino por un escándalo que la Gobernadora deberá aclarar. Porque fue ella la que decidió cada uno de los cargos de Inza. El último, el de Contadora, se publicó en el Boletín Oficial el martes. Apenas un día después, el fusible saltó.





 

‹‹ volver atrás