Rojas, B.A. - Sab. 23.Junio.18 | 20:35
 07-03-2018 | 09:20 hs.        95
El Banco Central no intervino y el dólar rompió otro récord
El dólar subió nueve centavos en la plaza minorista y cerró en $ 20,61, mientras el mayorista saltó trece centavos y finalizó en $ 20,34, en ambos casos con nuevos precios máximos y sin que los operadores advirtieran intervención del Banco Central
El Banco Central no intervino y el dólar rompió otro récord
Fue efímero. El techo que el Banco Central puso el lunes al dólar volvió a perforarse ayer, cuando reapareció la demanda y la divisa estadounidense terminó a $20,61 para la venta, es decir, nueve centavos por encima del último cierre y siete centavos por arriba del récord del pasado viernes, cuando cotizó a $20,54.
“Sin la tutela del Banco Central (que en la rueda previa había vendido u$s 80 millones para contener al tipo de cambio), los precios del dólar buscaron un nuevo punto de equilibrio que le hizo alcanzar el valor más alto desde el 2001/2002", coincidieron los analistas.
El lunes, el Banco Central debió intervenir en el mercado cambiario inyectando unos u$s 80 millones para ponerle un techo a la disparada del dólar. Con esa decisión, el Gobierno evidenció la preocupación por el impacto que el salto de la divisa estadounidense puede tener en los precios del mercado interno. También, dejó al descubierto la falta de un plan estratégico para corregir las variables económicas y su efecto.
Nada de esto admitió el Ejecutivo que, en cambio, prefiere sostener que el dólar “no es una variable de crisis” y optar por la política no intervencionista, de flotación cambiaria que contradijo en el comienzo de la semana.
Ayer, el Central intentó continuar en esa línea, pero la inquietud social frente a una economía que no repunta ni da garantías de futuro intensificaron la demanda.
Para colmo, la lluvia de inversiones y dólares no se concreta, a la vez que el volumen de divisas por las exportaciones del agro se encuentra severamente comprometido, debido a la sequía que afecta la cosecha gruesa de soja y maíz, y que podría volver inutilizables unas 13 millones de hectáreas.




 

‹‹ volver atrás