Rojas, B.A. - Mie. 21.02.18 | 20:07
 01-02-2018 | 09:23 hs.        44
Se paralizó la construcción de viviendas
Déficit habitacional, un drama que sigue golpeando a todo el país
Datos relevados tanto por organismos oficiales como por organizaciones no gubernamentales dan cuenta de una problemática cada vez más preocupante. La situación se profundiza en el Conurbano bonaerense. También son alarmantes los números en la región. Una deuda pendiente por parte del Estado
Déficit habitacional, un drama que sigue golpeando a todo el país
A más de dos años del triunfo de Mauricio Macri como Presidente, el déficit habitacional a lo largo del país, y en particular en el Conurbano bonaerense, es cada vez más preocupante. La falta de políticas públicas y el deterioro de la situación económica en distintos sectores de la población son algunos de los factores que han llevado a que esta problemática no haya presentado mejora alguna.
En este sentido, la ciudad de La Plata no es una excepción: de acuerdo a un relevamiento realizado por la ONG Techo existen 190 asentamientos o barrios informales, dentro de los cuales subsisten 34.500 hogares.
En el mismo documento se señala que de cada 18 familias que viven en barrios precarios de todo el país, una de ellas está en La Plata, Berisso o Ensenada. Según la organización Techo, en el 90% de los casos la mayoría de las familias no cuentan con acceso formal a la red de energía eléctrica ni al agua corriente y la cifra se eleva al 99% en cuanto al acceso a la red cloacal.

Especulación inmobiliaria, la contracara
La contracara a esta situación es que en la capital provincial, según lo detallado en el último censo, el 19% de las viviendas están vacías a raíz de la especulación inmobiliaria. Es decir, paradójicamente, mientras que muchas familias viven con las condiciones mínimas o directamente en situación de calle, cerca de 50.000 casas y departamentos están desocupados.
El déficit en materia habitacional en el país es de cuatro millones de casas. Esta situación hace que seis millones de argentinos vivan en condiciones de hacinamiento, expuestos a contraer enfermedades y en una situación de pronunciada desigualdad a la hora de educarse o conseguir un trabajo.
Como si esto fuera poco, a mediados de 2017 desde la Federación Argentina de Trabajadores de Vivienda (Fatrav) denunciaron que a través de la Resolución Ministerial 122/17 el Ejecutivo dejó sin efecto el Programa de Mejoramiento Habitacional e Infraestructura Básica II, el Programa Federal de Construcción de Viviendas-Techo Digno y el Programa Federal de Urbanización de Villas y Asentamientos.
A ellos se agregan el Programa Federal de Mejoramiento de Viviendas - Mejor Vivir II, el Programa Federal de Vivienda y Mejoramiento del Hábitat de Pueblos Originarios y Rurales, el Programa Federal de Integración Sociocomunitario y el plan denominado Más Cerca: Más Municipio, Mejor País, Más Patria. En total, son siete los planes de viviendas sociales dados de baja por el Ejecutivo.

Una luz en el horizonte
A partir de un trabajo conjunto entre diferentes áreas del gobierno y distintas entidades y organizaciones sociales, como Cáritas Argentina, Techo, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC), se puso en marcha el Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap).




 

‹‹ volver atrás