Rojas, Buenos Aires Sab. 23.Sept.17 | 08:00 hs.
Por qué será necesario adelantar el reloj que anticipa el aumento de los mares

08.08.2017 | 13:54          216
Imprimir esta noticia
Ampliar fuente
Achicar fuente
Restaura fuente




 Tú has escuchado esto antes: La Tierra es compleja y cambia constantemente, así que ¿cómo pueden saber los científicos que quemar combustibles fósiles hará tanto daño al planeta? Este argumento nunca ha sido convincente. No es un misterio que la adición de gases de retención de calor a la atmósfera provoca el aumento de la temperatura. Algunas dudas no favorecen precisamente a los más escépticos: las cosas podrían ser peor de lo esperado, no solo mejor.

Dos artículos sobre cómo fluye el agua del deshielo en la superficie de la inmensa extensión de hielo de la Antártida es uno de los temas esenciales para los científicos. Como sabemos, hay una asombrosa cantidad de agua congelada en la parte superior del continente meridional, rodeada de estanques flotantes de hielo que bordean la masa terrestre antártica. Por ahora, esta es una gran plataforma de hielo que empezó a desintegrarse en 2002. Los estudiosos aún no hay reportado una nueva grieta de estas características. La pérdida de placas de hielo provoca que se derritan los glaciares y que drene el océano, elevando los mares a un nivel muy peligroso. Una gran amenaza es el agua del deshielo que se acumula en la superficie, ensanchando las grietas y facilitando la rotura. Los científicos saben de esta amenaza desde hace varios años, pero todavía no saben mucho sobre la situación de la Antártida.


Un equipo de la Universidad de Columbia y de la Universidad de Sheffield, que estuvo varias décadas monitoreando la situación por satélite y con fotografías aéreas, encontró varios ríos y lagos con agua derretida a través de la Antártida. Los arroyos pueden fluir hasta 120 kms hasta llegar a estanques de deshielo o al mar. Los estanques de derretimiento, mientras tanto, pueden ser masivos: hasta 80 kms de largo. Si este sistema almacena esas cantidades crecientes de agua que van a lugares equivocados, podría provocar un daño muy grave para el medio ambiente.

A medida que la temperatura aumenta, habrá más agua de deshielo en el sistema hidrológico. Los científicos advierten que la región podría entrar en un devastador circuito de retroalimentación. A medida que más hielo se derrite en el continente, más rocas y otros elementos del paisaje están expuestos, que absorben más calor del sol. Eso fomenta el deshielo. El agua del deshielo podría alentar a que caigan los bloques de hielo, creando un mayor adelgazamiento del continente y, por tanto, una mayor exposición de las rocas que absorben el calor.


Aún así, no está claro que cada plataforma de hielo esté en peligro crítico. En otro artículo, los científicos discutieron un sistema de drenaje en una parte de la Antártida que desviaba el agua de deshielo directamente al océano, aparentemente sin poner en peligro la plataforma de hielo sobre la que estaba. Parece que en vez de afectar la estabilidad del hielo, el flujo de agua lo refuerza.

Se necesitarán más años de investigación para que los científicos puedan explicar mejor el agua del deshielo de la Antártida en los modelos climáticos. Sería temerario asumir que todo fluirá de forma inofensiva hacia el océano. Mejor hay que tener en cuenta esta advertencia: los altos niveles del mar pueden llegar mucho antes de lo que pensamos.
 

Facebook
Twitter
Linkedin
Google
Yahoo!
Delicious
 


Comentarios de la Noticia


Galería de fotos - ROJAS INFORMA - Diario Digital de noticias
Por qué será necesario adelantar el reloj que anticipa el aumento de los mares
Galeria
ROJAS INFORMA - Diario Digital de Noticias
Otras noticias
Chile: un alumno se suicidó tras salir esposado de la escuela por tener marihuana
"Luces de terremoto", el extraño fenómeno que se vio en el cielo de México
El Estado Islámico amenazó al papa Francisco y dijo que llegará a Roma
Máxima de Holanda llora la pérdida de su padre, Jorge Zorreguieta
Qué es el agujero gigantesco que la NASA descubrió en el Sol